Alopecia masculina

Alopecia masculina: los hombres ya no quieren ser calvos

La caída del cabello es algo normal y diario. Al peinarnos o a la hora de ducharnos es inevitable notar la caída de cabellos, pero el problema viene cuando notamos que estas pérdidas son mayores de lo habitual: es entonces cuando tenemos que consultar a un dermatólogo, ya que la Tricología, el estudio del pelo, pertenece a la Dermatología.

Alopecia-1-300x400Las caídas anormales de cabello siempre han supuesto un grave problema tanto para mujeres como especialmente para hombres, ya que son ellos los que más sufren de alopecia. Esto es porque el tipo de alopecia más común, la androgénica, está relacionada con las hormonas masculinas, “la acción de los andrógenos en personas con especial sensibilidad a estas hormonas en los folículos pilosos de determinadas zonas del cuero cabelludo va miniaturizando el pelo hasta hacerlo desaparecer completamente”, explica la especialista en Dermatología Minia Campos, de la Clínica González & Campos. Aunque también existen otros tipos como son los producidos por cambios en el ritmo de vida, estrés importante, enfermedades agudas, que originan una caída rápida y bastante masiva llamada efluvio telógeno; y los autoinmunes que ocasionan la conocida como alopecia areata.

Pero, ¿por qué es tan importante el cabello? El pelo tiene una función protectora –por ejemplo para evitar que los rayos del sol impacten directamente en el cuero cabelludo-; sirve como conductor de las sensaciones táctiles; e interviene en la regulación de la temperatura corporal. Pero también es fundamental su valor estético, ya que se relaciona una abundante cabellera con la juventud y la buena salud.

“Esto es especialmente visible a edades tempranas”, comenta Minia Campos. La alopecia común o androgénica puede llegar a afectar a más del 30% de los varones españoles de entre 18 a 39 años. Un porcentaje que aumenta hasta el 60% cuando superan los 50 años. “En pacientes jóvenes esto puede ser un problema tan importante que termina repercutiendo en su esfera social, desde realizar una entrevista de trabajo a relacionarse con otras personas. Algunos varones sienten precozmente envejecidos, en definitiva, más inseguros”, indica esta dermatóloga.

Alopecia-2-600x450

Aunque actualmente no hay una terapia que frene definitivamente este problema, sí existen diferentes tratamientos médicos que ayudan a retrasar los diferentes tipos de alopecia. Pero para saber cuál es el que mejor le conviene, el paciente requerirá de la ayuda del dermatólogo, el especialista encargado de valorar cada caso y llevar a cabo el tratamiento más adecuado para combatirlo.

Tratamientos contra la alopecia

Tal y como explica Minia Campos, “hay que huir de los productos milagro y de las falsas creencias”, asevera. “A día de hoy los únicos tratamientos que hay demostrado científicamente su eficacia son fundamentalmente dos: el minoxidil –una solución que se aplica tópicamente y la finasterida por vía oral”, asegura.

Minoxidil: es un medicamento que se usa para estimular el crecimiento del cabello y frenar la caída del pelo. En un principio minoxidil era un fármaco que se administraba  por vía oral para el tratamiento de la hipertensión arterial debido a su efecto vasodilatador. En algunos de los pacientes tratados se observó como efecto secundario indeseado la aparición de vello, por lo que se pasó a formular en forma de solución hidroalcohólica para la aplicación tópica en casos de alopecia. Pueden apreciarse resultados positivos ya a los cuatro u ocho meses, aunque los máximos efectos del minoxidil se alcanzan entre los 12 y 14 meses.

En cuanto a efectos secundarios, son muy poco frecuentes y abarcan desde reacciones locales en casos de hipersensibilidad al medicamento, pasando por cefaleas y mareos.

Finasterida: Igual que el primero, este tratamiento también comenzó sirviendo para los problemas de próstata, pero se observó que a dosis pequeñas era eficaz para detener, o por lo menos retrasar, el proceso de desaparición progresiva del cabello. Siempre bajo control médico, es segura y eficaz, con tasas por encima del 80% de efectividad.

Los efectos secundarios más temidos por los pacientes por afectar a la esfera sexual son afortunadamente muy infrecuentes y reversibles tras el abandono del mismo. Se trata de un fármaco con más de una década de uso y con una altísima tasa de tratamientos exitosos en todo el mundo.

Otro tratamiento contra la alopecia es por vía quirúrgica. En este caso lo más común es realizar injertos capilares, que cubren áreas con menos densidad de cabello, pero es importante tener en cuenta que no detiene la caída del cabello. Esta técnica no trasplanta el cabello sino las unidades foliculares, es decir, la parte de la piel donde residen las células germinativas del pelo. El especialista toma los folículos de las zonas independientes de las hormonas androgenéticas -normalmente la zona de la nuca- y los injerta en el área donde hay necesidad de aumentar la densidad capilar.

Alopecia-3-600x404

Mitos y preguntas sobre la alopecia

  • ¿Los tratamientos altera la vida sexual? Es muy raro este efecto secundario, evidenciado en menos del 2% de los pacientes, pero sí es una de las advertencias que hacen los especialistas. Si se nota que el deseo sexual o la capacidad de erección disminuye, basta con abandonar el tratamiento.
  • ¿Lavarse el pelo todos los días favorece la caída del cabello? No. Los champús y la frecuencia con la que nos lavemos el cabello no tienen ningún tipo de relación con la caída del cabello. Los pelos que caen en la ducha caen porque su ciclo ha terminado, por lo que si no se nos caen al lavarnos la cabeza, lo harían al cepillarnos o en cualquier otro momento.
  • ¿Los productos que anuncian para cuidar el pelo tales como mascarillas, lociones, fijadores, etc. perjudican al cabello? Falso. Estos productos sólo buscan que el cabello parezca más brillante y bonito, pero no tienen nada que ver con la alopecia. Incluso pueden proporcionar una envoltura externa que proteja el pelo de los agentes ambientales.
  • En cuanto a los tintes, alisados, permanentes, secadores o alisadores tampoco producen alopecia, lo que sí pueden hacer es cambiar la estructura del pelo o favorecer su rotura, algo que se soluciona cuando vuelva a crecer.
  • ¿Son efectivos los complejos vitamínicos para evitar la alopecia?  Si el paciente tiene una dieta variada, no existe evidencias científicas que demuestren un beneficio. Sin embargo, al ser en general inocuos, son prescritos en muchas ocasiones como complemento, sobre todo en casos de efluvio telógeno.