Lifting cervical

Lifting cervical: rejuvenece tu cuello

La piel es uno de los primeros ‘recuerdos’ del paso del tiempo. Con el paso de los años u otros factores, como puede ser el genético, la cantidad de colágeno y elastina, dos proteínas de nuestra piel, empieza a disminuir y, con ello, la piel pierde elasticidad y tersura, dándola un aspecto más envejecido, flácido y apagado.

Aunque este es un proceso que se produce en todo el cuerpo, es en la piel de nuestro rostro donde antes y de manera más notable sale a relucir este envejecimiento, ya que puede provocar tal deterioro en los tejidos que cambie la expresión de nuestra cara y nuestro contorno facial.

Lifinting-1-600x444

Precisamente, uno de los cambios que más suele afectar a la autoestima de nuestros pacientes es el que se produce en la zona del cuello, una zona propensa a sufrir los cambios derivados de la edad al perder o se difuminarse el óvalo de la cara, aparecer una papada más o menos prominente o presentar flacidez en forma de bandas verticales de piel que aparecen en la parte delantera del cuello.

Estos cambios suelen estar provocados por una adiposidad significativa por debajo del mentón; también por la hipertrofia y descolgamiento progresivo por efecto de la gravedad de un músculo llamado plastima, que comienza en la parte inferior de la cara y se extiende por todo el cuello y suele ser el responsable de esas bandas verticales. Además, la pérdida del tono muscular puede también producir rellenos por debajo de la línea del mentón.

Para luchar contra estos antiestéticos procesos y volver a lucir un cuello esbelto y una línea de la mandíbula definida existe el lifting cervical, una cirugía que busca eliminar la grasa y piel sobrante de la zona, recoloca los tejidos internos que con el tiempo han ido decayendo y devuelve la firmeza a la piel del cuello.

Este tipo de cirugía, que suele realizarse cuando el paciente ronda los cuarenta años (aunque puede darse en pacientes mucho más jóvenes por diferentes causas como envejecimiento prematuro o pérdida de peso rápida), suele realizarse con anestesia local más sedación -aunque en ocasiones puede ser anestesia general- y no requiere ingreso.

Las cicatrices son imperceptibles pues estás se realizan en lugares estratégicos aprovechando los pliegues naturales de la piel y, respecto al postoperatorio, siguiendo las instrucciones del especialista, se estima entre una semana a 15 días la vuelta a la vida cotidiana.

También es importante tener en cuenta que el lifting cervical se suele combinar en la misma operación con otros tipos de lifting en el tercio medio facial, en la frente y cejas o con una corrección de párpados (blefaroplastia). Igualmente, en ocasiones se suele recomendar una avance de mentón en pacientes que presentan esta zona retraída.

¿Cómo se realiza el lifting cervical?

“Con un lifting cervical se busca levantar la piel descolgada de la parte inferior del rostro, y esto suele hacerse mediante la combinación de sutura de las bandas platismales y la extracción de grasa (ya sea por lipectomía, es decir, sacar trozos de grasa a través de la propia incisión que se ha utilizado para hacer las suturas de las bandas platismales; o mediante una liposucción previa)”, exlica el doctor Sergio González.

Lifting-2-600x400

En muchas ocasiones se hacen ambas cosas, por lo que el procedimiento sería el siguiente::

  1. Infiltración de la anestesia
  2. Si hay exceso de grasa, liposucción.
  3. Incisión en la piel bajo el mentón.
  4. Localización de las bandas anteriores del músculo platisma (músculo subcutáneo que recorre todo el cuello desde el borde inferior de la mandíbula hasta las clavículas). Durante este proceso de localización se aprovecha para extraer fragmentos de tejido graso.
  5. Sutura de las bandas platismales anteriores
  6. Hemostasia (coagulación de todos los puntos sangrantes)
  7. Sutura de la herida.
  8. Vendaje.

Como afirma el doctor González, éste es el proceso normal en un paciente que no tenga mucho exceso de piel o que no desee tratárselo. Pero si hay que abordar el exceso de piel las incisiones a realizar son las localizadas en torno a la oreja (sobre todo por debajo y por detrás), pero en estos casos también se realizaría un lifting del tercio facial inferior.