Preparación y reparación en Cirugía Ortognática

Solucionamos los problemas en cirugía ortognática

[Tratamiento para cirugía Ortognática · Clínica González & Campos]

La terapia miofuncional orofacial, como especialidad de la logopedia, contribuye de forma muy positiva en la preparación y recuperación en la cirugía ortognática.

Es importante la coordinación del logopeda miofuncional con el cirujano maxilofacial para preparar bien la intervención. La intervención logopédica debería empezar antes de la la cirugía (preferiblemente antes de la realización de la ortodoncia prequirúrgica) con una exploración oromiofuncional que valore el estado de las estructuras y sus funciones, así como la presencia de disfunciones y compensaciones.

En la valoración previa a la cirugía se realiza una anamnesis y se evalúan las funciones de respiración, masticación y deglución; competencia de movimientos y presencia o no de dolor orofacial. Tras la valoración son dadas informaciones y orientaciones al paciente para después de la cirugía. El paciente puede optar por tener sesiones presenciales de rehabilitación miofuncional que le ayudarán mucho en su recuperación.

Depende del paciente la decisión de realizar o no el tratamiento miofuncional. Este tratamiento le ayudará en el proceso de recuperación y adaptación a las nuevas posiciones de los maxilares tras la cirugía. Asimismo, la terapia miofuncional permite lograr una mejor adaptación funcional del patrón muscular a la nueva forma de arcada dental y posición esquelética. Además ayudará a la nueva reprogramación a nivel sensorial y contribuirá mucho a la estabilidad quirúrgica.

preparacion-reparacion-cirugia-ortognatica

Rehabilitación tras la cirugía ortognática

El tratamiento de rehabilitación tras la cirugía ortognática presenta, de manera simplificada, dos fases.

La primera fase se dedica a la recuperación de secuelas temporales donde los principales objetivos son la reducción del edema y la recuperación de la propiocepción y sensibilidad. Esto ayudará en el proceso de alimentación, en el control de la propia saliva, masticación y también en el habla. Tras la reducción del edema se favorecen los movimientos y la coordinación de los mismos.

 

En la segunda fase, tras la reducción del edema y el inicio de la competencia y coordinación de los movimientos, se inicia la terapia miofuncional, reeducando las funciones del sistema orofacial en la nueva estructura y eliminando malos hábitos antiguos que puedan comprometer la estabilidad del tratamiento.

El paciente suele presentar hábitos antiguos, con movimientos adaptados a su estructura anterior, cuyos patrones están grabados en su córtex cerebral. Tras la cirugía, el comportamiento muscular puede asumir diferentes condiciones debido al espacio conseguido. Afortunadamente la musculatura presenta la capacidad de adaptarse de manera espontánea debido a la plasticidad neuromuscular, sin embargo, algunos patrones funcionales adaptativos pueden mantenerse, debido a la memoria muscular anterior a la cirugía. La prevalencia de estos patrones justifica la necesidad de la terapia miofuncional orofacial.

El trabajo de las funciones estomatognaticas debe de ser llevado a cabo tan pronto el paciente disponga de las condiciones necesarias para ello. El conocimiento del logopeda en este campo es imprescindible para que sean elaboradas las estrategias adecuadas en la fase pre y post quirúrgica, y así lograr una mejoría global en el resultado.

Nuestro equipo- Clinica Gonzalez & Campos (Madrid)

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Al navegar estás aceptando el uso de ellas. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar